Fotomatón abierto vs Fotomatón cerrado

Editor

¿Quieres alquilar un fotomatón para tu evento? Antes de hacerlo deberás saber que existen dos tipos de cabinas de fotomatón: abiertas y cerradas. Cada una tiene sus ventajas y desventajas. En Fotomatón Cheese os vamos a explicar las ventajas que tienen ambas opciones. De esta forma, podrás saber qué opción se adapta mejor a tu tipo de evento.

Fotomatón abierto

El alquiler de un fotomatón abierto está indicado cuando el evento se va a celebrar al aire libre. También son los ideales para las celebraciones de empresas. Los invitados se podrán hacer fotos en grupo y los menos vergonzosos podrán posar con sus mejores poses. Además, podrás utilizar complementos -pelucas, gafas, carteles…- para hacer más divertidas sus fotos. Entre sus ventajas destacan:

  • Fotomatón más espacioso. No está delimitado ni por cortinas ni por paredes por lo que es el fotomatón perfecto para las fotos grupales.
  • Fotomatón totalmente personalizado. Se puede adaptar a tu tipo de evento. La decoración se adaptará al ambiente elegido para la celebración. Ideal tanto para eventos corporativos para para fiestas familiares.
  • Los fotomatones abiertos suelen llevar un photocall en la parte trasera. Ideal para eventos publicitarios.
  • Al igual que el fotomatón cerrado, tus invitados tendrán sus fotos imprimidas en pocos segundos. No solo se llevarán un gran recuerdo sino que también pasarán un buen rato lleno de risas y diversión.

Fotomatón cerrado

El fotomatón cerrado se caracteriza por estar delimitado por unas paredes de cortinas. Esto significa que el fotomatón estará cerrado de cara al resto de los asistentes. Por tanto, será más íntimo y podrá ofrecer instantáneas más espontaneas. La gente tendrá menos vergüenza a la hora de hacerse fotos. Se podrán conseguir fotos más divertidas. Entre las ventajas de elegir este fotomatón destacan:

  • Mayor privacidad a la hora de hacerse fotos.
  • Nos recuerdan a las antiguas cabinas de fotografía, aquellas que usábamos para hacernos las fotos de carné.
  • Se puede personalizar la cabina para que se adapte a la temática del evento. Si es para una boda, se puede poner la imagen de los novios. Por el contrario, si es para un evento corporativo, se puede poner el logotipo y el nombre de la empresa o producto.
  • Las instantáneas se darán en el momento. Tus invitados se podrán llevar las fotos en el momento para que tengan un bonito recuerdo. Y no solo eso sino que los anfitriones también tendrán copia de todas las fotos que se realicen en el fotomatón.

En resumen, si celebras tu evento al aire libre o en un espacio amplio elige el fotomatón abierto ya que permite las fotos grupales. Si es una fiesta más íntima y cuentas con menos espacio, entonces opta por el fotomatón cerrado. Una gran ventaja de este fotomatón es que conseguirás imágenes más naturales y espontáneas. En Fotomatón Cheese disponemos de alquiler de fotomatones para eventos tanto particulares como corporativos. Para más información, contacta con nosotros.